Factores a tener en cuenta al elegir un renting de impresoras

  • Noticias y Actualidad

HP impresion gestionada

Se debe prestar atención a la capacidad de trabajo de la impresora y a la velocidad de impresión del dispositivo. La clave es encontrar el equilibrio entre la capacidad y la velocidad según el tamaño y el volumen de impresión de la oficina. Para la mayoría sería adecuada una velocidad de impresión en un rango de 20 a 40 páginas por minuto.

El renting de impresoras es un servicio que, mediante el pago de una cuota mensual, una empresa de servicios de impresión se encarga de la gestión y control de todo el conjunto de impresoras de la compañía que lo contrata. Es la solución perfecta para las empresas que buscan cubrir todas sus necesidades de impresión sin tener que afrontar grandes gastos de inversión y mantenimiento.

De esta forma una empresa de servicios de impresión se encargará de la disposición de las impresoras, de su mantenimiento, del envío de tóner cuando sea necesario, así como del arreglo de incidencias o averías que puedan surgir. Pero, antes de contratar este servicio, es importante que, las empresas conozcan algunos aspectos que serán clave a la hora de valorar entre distintas opciones disponibles.

En primer lugar, se debe prestar atención a la capacidad de trabajo de la impresora. Se entiende como la cantidad de páginas que una impresora puede imprimir a lo largo de un mes. Se distinguen dos parámetros: el nivel óptimo de impresión, que es el que establece el fabricante como recomendado para sacar el máximo partido de la impresora, y el nivel máximo que se refiere a la capacidad límite al que puede llegar la máquina. En el momento de elegir renting de impresoras, sería preferible guiarse por las cifras del nivel óptimo por delante de los números que muestre el nivel máximo, con el fin de mantener la calidad de la impresión y la vida útil de la máquina.

El segundo aspecto para considerar es la velocidad de impresión del dispositivo. Se mide en el número de páginas que un equipo puede imprimir en un minuto. Dependerá también de si es a doble cara, del tipo de papel o de la calidad de la impresión deseada.

Ninguna empresa desea gastar más de lo que es necesario, y la clave es encontrar el equilibrio entre la capacidad y la velocidad según el tamaño y el volumen de impresión de la oficina. Para la mayoría de las oficinas sería adecuada una velocidad de impresión en un rango de 20 a 40 páginas por minuto (ppm). Una impresora con una velocidad inferior a las 20 ppm probablemente será demasiado lenta, mientras que las de 40 ppm serán ideales para aquellas con un elevado número de impresiones.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother

TAGS Impresión