Tres objetivos para lograr una seguridad real de la información impresa

  • Noticias y Actualidad

Brother seguridad

Actualmente, casi la mitad de las empresas dicen tener pocos o ningún proceso que les permita saber quién imprime o recoge tareas de impresión. Por tanto, no sorprende que casi nueve de cada diez aseguren haber tenido un incidente de seguridad relacionado con la impresión. Para Brother es clave garantizar la confidencialidad, la integridad y la accesibilidad.

De acuerdo con el informe “Mantener un entorno de impresión seguro”, elaborado por Brother, el 72% de las empresas aseguran que la seguridad de los datos es una amenaza mayor que la seguridad del dispositivo. Sin embargo, actualmente menos de un tercio de las empresas dicen estar ‘muy seguras’ de que su infraestructura de impresión incluye medidas de seguridad suficientes, mientras que el 53% piensan que tienen la seguridad adecuada en sus equipos de hardware.

Actualmente, el 48% de las empresas dicen tener pocos o ningún proceso que les permita saber con certeza quién imprime o recoge tareas de impresión, por lo que no resulta sorprendente que el 86% aseguren haber tenido un incidente de seguridad relacionado con la impresión, como documentos confidenciales que se dejan sin supervisión en la impresora, impresiones que no se recogen o empleados que recogen documentos confidenciales que no son suyos. Como resultado, e 64% están empezando a poner medidas para abordar este tipo de problemas de seguridad, restringiendo el acceso a ciertos equipos o introduciendo códigos PIN o tarjetas de identificación para que los trabajos de impresión sean liberados por la persona adecuada.

Para Brother, hay tres objetivos principales para lograr una seguridad real de la información en los entornos de impresión. Resumidos en el acrónimo CIA, cubren tanto la seguridad del equipo como la de los datos:

--Confidencialidad. Proteger los datos confidenciales de la empresa para garantizar que solo se comparte con su destinatario. Para esto es fundamental tener medidas de autentificación y autorización que requieran que los usuarios verifiquen su identidad y se compruebe que tienen permiso para hacer lo que están intentando hacer, antes de que se libere cualquier documento impreso.

--Integridad. Asegurar que el firmware del equipo es seguro y resistente a cualquier posible ataque o amenaza externa.

--Accesibilidad. Asegurar que el equipo está funcionando y es accesible a los usuarios autorizados para realizar sus tareas.

Son tres pasos en la buena dirección. En los próximos años será importante que, las empresas que no los tienen, introduzcan procesos más seguros; y las que ya lo hacen, mantengan y mejoren su responsabilidad y sus auditorías internas.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.