El regreso a la oficina comenzará en el segundo semestre del año

  • Noticias y Actualidad

Brother oficina impresora

En ningún caso se volverá a los niveles de ocupación previos al COVID-19. IDC prevé que el papel de la oficina cambiará hacia un espacio colaborativo y creativo, con los empleados trabajando desde casa al menos un día a la semana. Será importante mantener la igualdad tecnológica de los empleados independientemente de su ubicación.

Datos de IDC muestran que en 2020 el número de trabajadores en el hogar aumentó 17,7 veces en comparación con 2019. Respeto a las intenciones de las empresas de devolver a los empleados a la oficina, si bien se producirá un retorno progresivo debido al uso de vacunas, no se volverá a los niveles de ocupación vistos antes del COVID-19. Esta tendencia está impulsada por un aumento espectacular del trabajo flexible, reforzado por la disponibilidad de equipamiento tecnológico en el hogar y los beneficios de productividad de trabajar desde casa, dos factores que no estaban presentes ante la pandemia. Otro factor que influye en la reducción de la ocupación de oficinas está relacionado con el ahorro de costes asociado, en lugar de alquilar un espacio de oficinas.

Con los esfuerzos de vacunación en marcha en Europa, IDC espera que el regreso a la oficina comience gradualmente en el segundo semestre de 2021 y a lo largo de 2022, sólo para alcanzar su punto álgido en 2023. Se espera que el número de profesiones basadas en oficinas siga creciendo en los próximos cinco años, pero este aumento no será suficiente para compensar la disminución de la ocupación de oficinas, que comenzó con la pandemia. Los acontecimientos de 2020 desencadenaron un cambio global en los modelos de trabajo y las actitudes hacia el trabajo en el hogar. Como resultado, IDC espera que para 2025, la ocupación diaria de oficinas en toda Europa sea un 30,1% menor que en 2019.

"No vamos a volver a la forma en que trabajamos antes", explica Mick Heys, vicepresidente de Future of Workplace en IDC. "El papel de la oficina cambiará hacia un espacio colaborativo y creativo, con empleados trabajando desde casa al menos un día a la semana. Esto tiene implicaciones para las tecnologías utilizadas: será importante mantener la igualdad tecnológica para los trabajadores independientemente de su ubicación, para mantener la experiencia de los empleados".

Para 2023, IDC espera que el 75% de las grandes empresas se comprometan a proporcionar igualdad tecnológica a la fuerza de trabajo híbrida, ya sea local, remota, de campo o que se traslade de un lugar a otro. IDC define la "igualdad tecnológica" como la posibilidad de que todos los trabajadores tengan un acceso seguro a los recursos necesarios para llevar a cabo su trabajo, independientemente del dispositivo y del lugar.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother