Impresoras portátiles, un formato versátil con múltiples usos

  • Noticias y Actualidad

Brother ultramovilidad

Hay empresas que no contemplan adquirir una impresora portátil porque creen que no les va a aportar nada que no les ofrezca un modelo de instalación fija. Creen que por su tamaño y características les va a proporcionar menos facilidades y características de las que necesitan, pero ofrece más beneficios de lo que pueda parecer.

Una impresora portátil puede aportar muchas ventajas a una empresa, en función de su tipo, envergadura y características, así como del tipo de trabajo y operaciones a las que se dedique la empresa. Además, se puede plantear su uso como complemento al de otros modelos de impresoras convencionales. En cualquier caso, una impresora portátil tiene bastantes más beneficios de lo que pueda parecer en un primer momento.

Una impresora portátil es modelo de impresora con unas dimensiones bastante reducidas. Los modelos más grandes pueden transportarse en un maletín muy similar al utilizado para llevar ordenadores portátiles, pero hay algunos que tienen un tamaño ligeramente superior al de un ratón de ordenador. Una impresora portátil suele ofrecer distintos formatos de impresión. Aparte de la posibilidad de imprimir en formato de papel A4, que ofrecen los modelos más grandes, permiten imprimir pegatinas, etiquetas, tickets, resguardos de pago, etc., unos formatos que, en muchos modelos de impresoras profesionales para oficinas, de gran tamaño, no se pueden encontrar.

El primer beneficio del uso de una impresora portátil es imprimir prácticamente desde cualquier parte. Por tanto, en el caso de que los empleados de una empresa, o los miembros de un departamento realicen trabajo en remoto, el poder contar con una impresora portátil puede salvarles de alguna situación complicada en caso de no disponer de ella. Los modelos más pequeños son especialmente apreciados por los servicios técnicos, puesto que con ellos se pueden imprimir resguardos, justificantes, tickets, etc. Y hacerlo en el domicilio o local en el que hayan realizado su trabajo. Para ello, además, no tendrán que contar cables, ya que muchas de ellas funcionan con una batería, y se comunican con el ordenador o el dispositivo móvil desde el que se va a imprimir mediante WiFi o Bluetooth.

Por tanto, el uso de una impresora portátil tanto de tamaño pequeño como preparada para imprimir en A4, permite librarse de los cables de conexión. Por otro lado, al tratarse de equipos concebidos para usar en movilidad, suelen estar preparados para resistir impactos y golpes. En ocasiones, resisten incluso más que los modelos de gran tamaño que suele haber en las oficinas.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother

TAGS Impresión