¿Cómo repercute la ampliación del plazo de la garantía en las impresoras?

  • Noticias y Actualidad

Impresora oficina

La ampliación del plazo de la garantía hasta tres años y la ampliación del plazo de disponibilidad de los repuestos hasta 10 años se busca facilitar la transición ecológica hacia un consumo más sostenible y luchar contra la obsolescencia prematura. Precisamente, las impresoras reúnen el 10% de las denuncias por obsolescencia.

El Gobierno español acaba de aprobar una modificación de la ley de Defensa de los Consumidores, que entrará en vigor el próximo 1 de enero de 2022, por la que todos los productos que se compran en España tendrán una garantía de tres años -en lugar de los dos que hay actualmente- y los fabricantes estarán obligados a tener piezas para repararlos durante 10 años, y no cinco como viene siendo hasta ahora. La medida contribuirá a fomentar entre los consumidores la reparación de los productos.

Para la OCU, la medida va a evitar los problemas a los que se enfrentan los consumidores a los que se les estropea un producto. Así, durante los dos primeros años, el consumidor no tendrá que demostrar la falta de conformidad del producto, lo que facilitará la reparación, un plazo que en la actualidad es de solo seis meses y que se ha demostrado claramente insuficiente. Los datos de OCU señalan que el 40% de los consumidores afectados por un problema durante el periodo de garantía ni siquiera intenta que se lo reparen, por las dificultades que encuentran.

En cuanto a la ampliación del plazo de disponibilidad de los repuestos hasta 10 años va en línea con la Agenda Europea del consumidor y pretende facilitar la transición ecológica hacia un consumo más sostenible y luchar contra la obsolescencia prematura. En este sentido, de las más de 300 denuncias por obsolescencia recogidas por la OCU en 2020, las impresoras reunían el 10%, concentrando la mitad de sus problemas en los cabezales de impresión, asociados a los modelos de inyección de tinta. El grueso de las averías percibidas como prematuras se concentran entre el año y los tres años, y en muchos casos, justo después de pasar la garantía, lo que desincentiva una reparación que suele ser cara.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother

TAGS Impresión