La industria de la impresión se enfrenta a cambios profundos a raíz de la pandemia

  • Noticias y Actualidad

impresion digital

El impacto ha sido más severo en las publicaciones impresas, especialmente en periódicos y revistas. El sector gráfico también se ha visto gravemente afectado y la impresión comercial sufrió severamente en el segundo y tercer trimestre de 2020. Las impresoras de punto de venta se vieron muy afectadas por los cierres de negocios.

El último análisis de Smithers muestra que la pandemia mundial ha perturbado profundamente la industria de la impresión mundial. El valor total cayó de este mercado cayó de 814.700 millones en 2019, a 743.400 millones en 2020.  Con el mayor impacto se produjo en el sector gráfico y de publicaciones, el volumen total disminuyó de 47,8 billones de impresiones A4 a 41,4 billones en 2020, según datos exclusivos de su estudio The Future of Print to 2030.

Los datos de Smithers muestran que el impacto ha sido más severo en las publicaciones impresas, especialmente en periódicos y revistas. El desafío de operar durante los bloqueos ha sido severo, y la naturaleza de estas restricciones ha tenido un efecto profundo en las compras. Algunos de estos desaparecerán como lo hacen las restricciones de COVID-19; otros tendrán un impacto duradero, ya sea inesperado o acelerando las tendencias existentes del mercado para la década de 2020. Es probable que la mayor parte de este volumen perdido nunca regrese, a medida que muchas cabeceras se trasladan solo a Internet o se suspenden.

El sector gráfico también se ha visto gravemente afectado. Las impresoras de punto de venta (PoS) se vieron muy afectadas por los cierres de tiendas, restaurantes, bares y hoteles, y la impresión comercial (formularios comerciales, boletines, manuales, etc.) sufrió severamente en el segundo y tercer trimestre de 2020. La caída radical de la demanda hará que muchos proveedores de servicios de impresión cierren, lo que abrirá oportunidades para las empresas supervivientes a medio y largo plazo. A medida que esto suceda, habrá menos artículos de bajo valor impresos con énfasis en una mayor calidad que agreguen valor e interés a los productos.

Por su parte, el embalaje y las etiquetas se han visto menos afectados por la COVID-19. Ha habido una caída en el uso de embalajes industriales y de tránsito, frente a los de alimentos, bebidas y productos farmacéuticos, que han sido y seguirán siendo prioritarios por parte de los gobiernos y los consumidores.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother