WiFi, una tecnología básica en cualquier periférico de impresión

  • Noticias y Actualidad

HP impresion wifi

El 20 de junio fue el día mundial del WiFi, una tecnología que no ha parado de evolucionar desde que impactase en nuestra vida hace 21 años. En un principio, el WiFi fue el impulsor de una tendencia hoy añeja llamada "movilidad", y actualmente impulsa un fenómeno conocido como "Internet de las Cosas", del que las impresoras forman parte.

En 2006 empezó la tendencia de vender más PCs portátiles que equipos de sobremesa y con ello, llegó la necesidad de poder conectarse en lugares que no siempre fueron diseñados para ese propósito. Para este tiempo, ya se tenían estándares de WiFi en bandas de 2,4 GHz y 5 GHz, pero con velocidades muy pequeñas de 54 Mbps. Obviamente, no pasó mucho tiempo antes de que la red empezó a estar saturada, por lo que el WiFi tuvo que evolucionar.

En esos años, pasó un nuevo fenómeno tecnológico. Ahora no solo se contaba con equipos de cómputo como principal dispositivo a conectarse, sino que la aparición de los primeros smartphones y tablets tuvieron un fuerte eco en los productos de consumo de tal forma que se convirtieron en la principal forma de navegación en internet, lo que disparó nuevamente la cantidad de dispositivos que necesitaban una conexión inalámbrica.

Si bien las velocidades fueron incrementando, la cantidad de dispositivos simultáneos hizo necesario un nuevo salto tecnológico en el WiFi. No sólo era necesaria mayor velocidad, sino que también procesamiento – y pensar en conexión simultánea de varios dispositivos que hasta ese momento era imposible. Fue así como en 2013, empezó a salir una nueva tecnología que por primera vez permitía velocidades mayores de 1 Gbps e incluso en 2015 tuvo una actualización para que, por primera vez, se permitiera múltiples usuarios simultáneos separados por hilos de transmisión.

La tendencia de tener “todo conectado” siguió creciendo de tal forma que no solo se querían tener dispositivos de cómputo o para navegación, sino que se empezó a ver toda una nueva familia de aparatos inteligentes que necesitaban también conexión inalámbrica, incluidas impresoras, que formaron parte de un fenómeno conocido como “Internet de las Cosas” (IoT), necesitando WiFi y saturando nuevamente la red. Esta tendencia de mayor procesamiento y cantidad de usuarios simultáneos impulso nuevamente una tecnología, que es la más actual al momento, conocida como WiFi6 o de sexta generación.

La tecnología no deja nunca de seguir innovando por lo que independientemente de estos avances, hoy en día existe una tendencia mundial para liberar más espectro a comunicaciones por WiFi. Esto significa que una variante de esta tecnología ya está por liberarse donde funcionará también en una banda nueva de 6 GHz, la cual se llama WiFi6E.

Independientemente de estos avances, la tecnología WiFi aplicada a una impresora aporta mayor comodidad, capacidad de trabajo y flexibilidad. Estas impresoras no dependen del cableado para instalar configuraciones en red y permiten, por tanto, una mayor libertad a la hora de su colocación y uso en entornos profesionales.

La conexión inalámbrica permite acceder de forma rápida y simple a funciones avanzadas, como por ejemplo la impresión móvil, pero también posibilita una importante mejora en el flujo de trabajo, ya que podemos jugar con la colocación de la misma en diferentes zonas de nuestra empresa buscando el punto óptimo que mejore el acceso de los trabajadores a la misma. Además, gracias a su casi nula dependencia del cableado se adaptará fácilmente a cualquier cambio de disposición en nuestra empresa, lo que nos facilitará la reasignación y reorganización de nuestros equipos de impresión con WiFi. Esto se traduce, a su vez, en una mayor vida útil y una mayor flexibilidad.

Por otra parte, la conexión WiFi también facilita la integración de distintos dispositivos sin importar su sistema operativo, por lo que juega un papel integrador y armonizador muy importante que no se debe menospreciar.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother