Cómo alargar la duración de los consumibles de impresión

  • Noticias y Actualidad

Brother impresora cartucho

Los cartuchos de tinta o tóner suelen durar aproximadamente lo que indica el fabricante, pero en ocasiones puede que nuestra impresora está gastando mucho más de lo estimado. Para alargar su duración, hay algunas recomendaciones clave que muchos fabricantes comparten y que en ocasiones se omiten por desconocimiento.

En muchas ocasiones da la impresión de que los cartuchos no duran el tiempo que indica el fabricante. Esto se debe a que su capacidad se estima de forma aproximada calculando el número máximo de hojas que el 90% de los cartuchos probados pueden imprimir. No obstante, hay factores que pueden influir en esto, como el tipo de papel o la cantidad de tinta que se debe emplear en cada impresión. Por otra parte, Ofi-Logic ofrece algunas recomendaciones para alargar la vida de los cartuchos.

Lo primero que se puede hacer para ahorrar algo más de tinta en los cartuchos es controlar la intensidad de los documentos en color. En muchas ocasiones, por desconocimiento, se imprimen los documentos con la misma intensidad con la que vienen de forma predeterminada. No obstante, en muchos casos no se necesita tanta intensidad de colores en los documentos y lo que se puede hacer es eliminar el color de fondo, usar degradados o tramas o reducir el tamaño de los códigos de barras en los documentos que los tengan. También se puede ajustar la intensidad a la hora de imprimir. Con estos consejos se puede ahorrar una gran cantidad de tinta.

El entorno de trabajo también puede ser un factor muy significante, ya que una temperatura muy alta puede afectar a los consumibles. Si se guarda la impresora en un sitio donde la temperatura está a veces por debajo de 21º y otras veces está por encima de 27º, los consumibles durarán menos de lo que estima el fabricante. En entornos en los que la humedad es superior al 70%, los consumibles también se consumirán antes. Esto se debe a que la impresora tendrá que hacer un trabajo extra eliminando el exceso de humedad. La temperatura debe estar entre 21 y 26 grados y la humedad entre un 40 y un 70%.

Por último, utilizar un driver genérico en la impresora tampoco va a ayudar a ahorrar tinta. Los drivers genéricos son buenos cuando tenemos varios usuarios o marcas, pero no están optimizados para las características particulares de cada impresora, por lo que, se puede consumir más tinta. Para evitar el consumo excesivo de tinta en la impresora lo mejor es utilizar el driver del fabricante y actualizarlo constantemente. De esta forma se puede optimizar el uso de los consumibles y aprovechar todas las funcionalidades especiales que pone cada equipo a nuestra disposición.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother

TAGS Impresión