El Hospital Ketteler aumenta la seguridad de los pacientes mediante la identificación

  • Whitepapers y casos de éxito

Brother sanidad etiqueta

Con la impresora de etiquetas Brother TD-2130NHC, el centro sanitario puede imprimir pulseras personalizadas para sus pacientes directamente en admisión y minimizar el riesgo de error durante el tratamiento. Los dispositivos también imprimen una amplia variedad de etiquetas para mejorar el flujo de información en las diversas aplicaciones de atención médica.

Con 270 camas, el Hospital Ketteler de Offenbach, Alemania, ofrece una atención médica del más alto nivel a todos los pacientes. Para el centro sanitario la competencia médica y la empatía deben garantizar el mejor cuidado posible de los pacientes. De hecho, su lema es "El amor alivia el sufrimiento". “El amor al prójimo determina la forma en que tratamos a los pacientes”.

Consciente de que los pequeños errores, causados por los cambios de turno o las prisas, pueden dar lugar a confusiones y errores de tratamiento críticos, el Hospital Ketteler de Offenbach reconoció la necesidad identificar al paciente de forma inequívoca, para lo que optaron por la impresora de etiquetas y pulseras para pacientes Brother TD- 2130NHC.

"Nuestro objetivo era asegurarnos de que el proceso de admisión se desarrollase sin problemas para que nuestros pacientes no tengan que esperar mucho tiempo para su tratamiento. Además, ahorramos costes administrativos gracias a la simplificación de procesos. No obstante, la seguridad del paciente siempre tiene la máxima prioridad. Buscábamos una solución adecuada a nuestra necesidad", explica Oliver Dahl, jefe del departamento de gestión de materiales del hospital de Offenbach.

Con la impresora TD-2130NHC se ha encontrado una solución adecuada para el departamento de gestión de materiales y el departamento IT del hospital. "Al proporcionar a los pacientes una pulsera impresa, evitamos el riesgo de información confusa en comparación con las pulseras escritas a mano. Esto también garantiza la identificación en caso de una emergencia y cuando los pacientes no pueden responder", continúa Dahl.

En el futuro, el personal también podrá escanear un código de barras impreso que nos permitirá acceder rápidamente al expediente del paciente correspondiente a partir del archivo electrónico del paciente (ePA). Para que el código de barras de la pulsera pueda leerse con un escáner, la impresión debe ser suficientemente nítida, algo que garantiza la TD-2130NHC a 300 ppp.

Se instalaron un total de nueve impresoras de etiquetas profesionales, cuyo proceso de implantación fue rápido y no generó dudas por parte de los usuarios, lo que ahorró un tiempo importante. Gracias a su manejo intuitivo, el dispositivo estuvo listo para su uso enseguida, además, los rollos de consumibles se pueden intercambiar con un solo movimiento, lo que refuerza su sencillez de uso. Las dimensiones compactas de los equipos permiten su uso en varios puntos de servicio, y debido a su diseño modular se pueden añadir varias opciones según las necesidades.

Brother ofrece, no sólo las impresoras de etiquetas, sino también los consumibles y el servicio técnico, un aspecto muy importante para la atención sanitaria. "Si las impresoras se averiasen, no podríamos ponerles la pulsera a los pacientes. Esto interrumpe enormemente nuestros procesos, especialmente en la unidad de cuidados intensivos donde la inmediatez es crítica. La garantía y el servicio rápido son por lo tanto muy importantes para nosotros”, apunta Oliver Dahl.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.