Alternativas a la impresión tradicional en las pequeñas empresas

  • Noticias y Actualidad

Brother autonomo

La impresión puede suponer un coste a corto plazo difícil de asumir para algunas empresas. La alternativa más adecuada para que un pequeño negocio no tenga que ocuparse de este tipo de tareas es la de delegar todas las operaciones relacionadas con la impresión en un tercero, contratando un servicio gestionado de impresión, como el que ofrece Brother.

Contratar un servicio gestionado de impresión con terceros permite obtener una serie de ventajas muy claras con respecto a la impresión tradicional, especialmente a nivel de costes:

•Pago por impresión: el único desembolso directo que se hace es por página, de manera que no hay que ocuparse de contabilizar otros costes directos a la hora de imprimir, siendo extremadamente sencillo contabilizar este tipo de gastos.

•Mantenimiento incluido: cuando se contrata un servicio de soporte de impresión no surgen costes imprevistos a causa de incidencias técnicas con lo que es mucho más sencillo controlar el gasto total de la impresión

•Contador de páginas impresas: puede parecer que llevar la cuenta de las páginas totales impresas es sencillo, pero, aunque la empresa sea pequeña puede resultar confuso cuando varios trabajadores usan la impresora a diario. Los servicios gestionados de impresión suelen disponer de un sistema fiable de conteo de páginas impresas, lo que facilita la gestión de los costes.

Con este tipo de servicios se dispone de muchos recursos para monitorizar el número de páginas impresas, cuánta tinta se gasta o los costes de mantenimiento. El soporte técnico facilita asimismo la previsión de costes de impresión para el negocio, suponiendo un ahorro de tiempo y dinero considerable a largo plazo. Además, es mucho más conveniente a la hora de comparar precios, ya que en este tipo de servicios no hay costes ocultos y resulta mucho más fácil gestionarlo.

Para las pequeñas empresas, Brother cuenta con una serie de servicios básicos de impresión que les permiten no tener que dedicar tiempo a la gestión de las impresoras. Incluyen la instalación y la configuración de la impresora de acuerdo a sus necesidades, los consumibles necesarios, y un servicio técnico dedicado que se desplazará a sus instalaciones cuando sea necesario, pagando solo por lo que impriman (sin compromiso mínimo).

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.