¿Por qué tipo de impresoras se decantan las pymes?

  • Noticias y Actualidad

Brother pyme oficina

Los modelos de inyección de tinta son los más frecuentes en pymes, sobre todo las de color, debido a las posibilidades y prestaciones que ofrecen, y por lo económico que resulta tanto comprarlas como mantenerlas. Frente a ellas, las impresoras láser en blanco y negro se están popularizando debido a su bajada de precio, tanto a nivel de equipo como de consumibles.

Son muchos los modelos de impresoras para pymes disponibles en el mercado, adaptadas a todo tipo de presupuesto y necesidades. Las más frecuentes en este tipo de negocios son las de inyección de tinta, a las que también se conoce como chorro de tinta, sobre todo, las de color. Las de blanco y negro, hasta no hace mucho omnipresentes en empresas pequeñas que no tenían relación con el diseño gráfico, ya no lo son tanto, debido a la bajada de precio de los modelos a color, así como de sus consumibles.

Las impresoras de inyección de tinta tienen un funcionamiento muy sencillo. A ello se suman las posibilidades y prestaciones que ofrecen, y lo económico que resulta tanto comprarlas como mantenerlas. En el caso de los modelos a color, son especialmente frecuentes en las empresas pequeñas y medianas relacionadas con el diseño gráfico, o en compañías del sector de la imagen. También en empresas y departamentos de compañías algo más grandes en las que deban imprimirse copias a color con frecuencia.

En cuanto a las impresoras láser, no hace mucho estaban solo al alcance de las empresas con mayores presupuestos, y las que trabajaban con formatos y resoluciones que requerían un altísimo nivel de resolución. Pero esto ha dejado de ser así gracias al abaratamiento del consumible que utilizan estas máquinas, al que se conoce popularmente como tóner.

Las impresoras láser en blanco y negro ya son muy comunes en todo tipo de empresas, debido a su bajada de precio tanto en equipo como en consumibles. Tanto, que incluso en muchas pymes han llegado a eclipsar a las de inyección de tinta. Además, son más rápidas que estas y pueden manejar grandes volúmenes de trabajo. Los modelos a color, aunque más económicos que antes, no están excesivamente recomendados en entornos en los que se necesite imprimir imágenes o cartelería con gran detalle y precisión. En estos casos, son más recomendables las de inyección.

Más información

¿Cuál es el futuro del mercado de impresión? ¿Qué dispositivos o servicios son los más adecuados para las empresas o los usuarios finales? Si quieres obtener más información sobre un segmento en crecimiento puedes visitar la página de nuestro colaborador Brother