El renting de impresoras ha venido para quedarse (y II)

  • Noticias y Actualidad

Brother pyme oficina

Alquilar productos a través de un renting permite disfrutar de ellos sin necesidad de desembolsar una gran cantidad inicial de dinero. Además, en muchos casos facilita acceder a productos de una gama superior a precios razonables, cambiarlos a los pocos años por unos más nuevos y elegir los modelos en función de las necesidades de cada momento.

La ventaja de comprar todos los equipos para cualquier empresa, ya sean ordenadores o impresoras, es que son de su propiedad, pero esto supone muchas veces un gran desembolso inicial y no garantiza tener el equipamiento de oficina más adecuado a su situación, además de estar asumiendo una serie de tareas de mantenimiento (soporte técnico, formación, cálculo de costes, compra de consumibles, revisiones etc.) que implica una gran cantidad de recursos a largo plazo y que muchas empresas no serán capaces de gestionar de forma óptima.

El renting siempre ha sido bastante popular en las empresas grandes que disponen de muchos recursos y que, por su elevado número de trabajadores, necesitan equipos con altas prestaciones, así como un servicio de soporte de alto nivel, características que son propias de los servicios asociados al renting. Sin embargo, en lo que respecta a tecnología, cada vez más existen soluciones flexibles para que cualquier empresa, no solo las de gran tamaño, puedan disponer de equipamiento de calidad que se adapte a sus necesidades reales mediante un contrato de renting.

Muchas pequeñas empresas ven el renting como algo que solo las grandes pueden permitirse, pero esto no es cierto. Los servicios gestionados de impresión actuales pueden adaptarse a las necesidades de todo tipo de empresas, desde pequeñas oficinas con tres o cuatro trabajadores a compañías con decenas de empleados. La clave está en la flexibilidad que otorgan los diferentes planes de renting, adaptándose al tiempo de uso, cantidad de páginas impresas, reposición de consumibles etc. Una buena planificación a la hora de contratar estos servicios puede suponer un ahorro en tiempo y dinero considerable.

La eficiencia es muy importante para las pequeñas empresas y apostar por el renting de impresoras y los servicios asociados al mismo es apostar por un modelo eficiente y flexible en la que sus efectos positivos para las pequeñas empresas son tantos que, una vez probados, probablemente no se quiera volver atrás. Imprimir debería ser una tarea sencilla y rápida, y actualmente no hay mejor solución que optar por un renting con servicios de impresión.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.