Prestaciones que mejorarán tu productividad a la hora de imprimir

  • Noticias y Actualidad

Brother pyme

A la hora de elegir una impresora para un pequeño negocio, invertir en funcionalidades como el ADF, la pantalla táctil, el bajo nivel de ruido o los consumibles de larga duración, pueden suponer un incremento de la productividad al facilitar la agilidad de tareas, la eficiencia y el ahorro de costes.

Para que la productividad de su negocio no se vea resentida, no hay que olvidarse de optimizar algo tan fundamental para el día a día como es el entorno de impresión, ya que en este tipo de negocios es habitual el manejo de informes, albaranes, contratos u otro tipo de documentación relevante para la actividad diaria.

Como señala Brother, hay que tener en cuenta las funcionalidades que ofrecen los equipos de impresión, dado que pueden suponer un gran ahorro de tiempo y dinero a medio plazo, por lo que apostar por ellas, más que un gasto adicional, es una inversión. Por ejemplo, el alimentador automático de documentos (ADF) y la pantalla táctil, son dos prestaciones que permiten trabajar con tus archivos de una manera más ágil y cómoda.

Mientras que la pantalla táctil permite que pasemos menos tiempo delante de la impresora, seleccionando las opciones o los accesos directos que necesitamos para realizar una tarea, el ADF permite escanear, copiar o enviar por fax documentos de varias páginas de manera automática, sin tener que colocar cada página una a una. De esta manera, si a la hora de elegir nuestro equipo de impresión incluimos estas prestaciones, nos facilitará realizar las tareas de manera más eficiente y rápida, revirtiendo en un gran ahorro de tiempo.

Otra prestación clave es un bajo nivel de ruido. El estrés y la falta de concentración que el exceso de ruido puede llegar a provocar tiene un importante impacto en la productividad. Para contrarrestar esta problemática tan habitual hoy día, existen dispositivos que se han mejorado para realizar sus funciones con el menor ruido posible.De esta forma, los trabajadores pueden concentrarse más fácilmente y realizar sus tareas de manera más rápida, eficiente y productiva, sin interrupciones.

Por último, también hay que tener en cuenta las opciones de consumible disponibles, ya que serán determinantes para prever el gasto que va a suponer esta partida para el negocio.  Elegir equipos que, además de los consumibles estándar, tengan disponibles los de larga duración (o XL), puede repercutir en importantes beneficios para el negocio, ya que suponen un ahorro sobre los consumibles de duración habitual y permiten adaptar el equipo a necesidades futuras que puedan aparecer. Además, su larga duración permite ampliar el tiempo entre reemplazos de tinta o tóner y reducir el número de paradas por falta de consumibles o por tener que salir a comprarlos.

Estos tres ejemplos de prestaciones avanzadas, sumado a otras como la impresión a doble cara, la conectividad, la velocidad o la multifuncionalidad, ponen de relevancia la importancia de pensar en varios aspectos, además del precio inicial, a la hora de elegir una impresora.

Más información

El mercado empresarial está en plena transformación. Si quieres conocer cuáles son los dispositivos o servicios que más se adaptan a tus necesidades, puedes visitar la página web de Brother.